martes, 16 de octubre de 2007

El día que perdí la cabeza

El cuarto ejercicio de Metatextos 2.0 ha sido publicado.
Aquí les dejo mi cuento, resultado de dicho ejercicio.

EL DÍA QUE PERDÍ LA CABEZA

Leticia Zárate



Absorta en indemnes pensamientos, yacía en la hamaca, cerrados los ojos flotaba en una somnolencia pesada y serena. De pronto una punzada en el cuello me desperezó con violencia; mi cabeza, no sé de qué forma, había perdido su lugar sobre mi cuerpo. La sacudida fue tal que la cabeza fue a dar al suelo escupiendo chorros tibios de líquido carmín.
Observé mi cuerpo inerte aún tendido en la hamaca ensangrentada, lo extraño era que mi lucidez en ese instante era total, estaba asustada, sí, pero no sentí dolor, no sentí nada, lo único que pasó por mis sentimientos fue una profunda lástima de mí.
Mi gato “Leviatán” entró con sigilo al cuarto mientras yo calculaba sus intenciones al ver como estiraba su cuello y olfateaba. Entonces palpé el pánico en los ápices de sudor que comenzaron a brotar de mis poros. Tuve miedo de un ataque sádico y durante su trayecto hacia mi cabeza comencé a imaginar cómo sus dientecitos desgarrarían mi piel suavemente; el minutero del reloj taladraba incongruentes ritmos en mi conciencia y no estaba segura de querer negar mi ateísmo suplicando un milagro. Una libélula se coló por la ventana en aquel momento crítico y consiguió con su zigzagueo airoso distraer a “Leviatán”.
- Tengo sólo unos segundos- pensé, - para pensar en algo que me libre de sus colmillos - pero ya no pude pensar porque ahora fui yo la distraída con el sonido de una caravana de voces que se aproximaban a la estancia de mis despojos.
Meditabunda y rendida me resigné a ser absuelta del peligro por la histeria de mi parentela al descubrirme.
Penetraron a la habitación y sus voces se hicieron ecos inciertos en mi razón, no comprendía sus murmullos aunque sabía que miraban mis restos sanguinolentos. Miré al frente y en el espejo descubrí mi cuerpo inerme y entero sobre la hamaca y una botella de tequila a un lado con el líquido derramado…

13 comentarios:

TheJab dijo...

No puedo mas que pedirle que siga publicando sus escritos.

Saludos.

Candie dijo...

Hola Lety! Excelente cuento!
No te preocupes, estoy de vuelta!
Ya sabes lo que pasa con algunos de nosotros, de pronto sentimos que no tenemos nada que decir, y recaemos, pero cuando nos levantamos lo hacemos bien y derechitos.
Muchas gracias por tu comentario.

Dr.Marbolius Kempka dijo...

Wow, me recordò al viejo armario de mi abuelita, donde soliamos contarnos historias los primos.

Saludos

malhechecito dijo...

ORALE MI LETY ESTA BIEN PADRE, DE DONDE SACAS TANTA IMAGINACION?
SALUDOS

malhechecito dijo...

ORALE MI LETY ESTA BIEN PADRE, DE DONDE SACAS TANTA IMAGINACION?
SALUDOS

Nancy dijo...

Adelante con tu escritura :)
Que tengas un feliz fin de semana.

miss comet dijo...

yo por eso no tomo, jjajaja.

imploro un poco más de organización en mi tiempo para entrar al taller... tengo en la cabeza, un cuento de una bolsita voladora, las has visto?? esas de plástico que de pronto se ven solitas muy alto muy alto, dejándose mover por el viento. las amo. jiji.

Joselu dijo...

Me asombra que el mundo de los blogs pueda prestar voz a narradores desconocidos que nos dejan hermosos cuentos como éste. La sorpresa del final da un giro al cuento que yo había tomado al pie de la letra. Por lo que veo participas en alguna escuela de narrativa donde escribís textos. ¡Cómo me gustaría hacer algo semejante! Gracias por tus interesantes comentarios que me llegaron la noche del viernes al sábado y que descubrí cuando subía a dormir. Me alegraron la noche porque me doy cuenta de que compartimos experiencias y estados de ánimo. Gracias por tu presencia,amiga.

lady 22 dijo...

wow!!!---- realmente tienes un talento especial. Es impresionante como vas hilando las palabras y como haces que el lector no despeque sus ojos. Felicidades y realmente te animo a que sigas escribiendo.

ROSALMOR dijo...

Hola Lety!! nos tenías abandonadillos pero regresas tenebrosa ja,ja,ja muy ad hoc con las fechas...gracias por tus escritos...ciao!!

CoTopi dijo...

Hola k tal,

Muchas gracias x tu visita a mi blog. Me gusto mucho tu forma de narrar; el nombre del gato genial.

Cariños,

malhechecito dijo...

HOLA LETY COMO ESTAS??? TODOS ME AGREGAN AL MSN Y YO LA VERDAD NI IDEA TENGO QUE ES JA JA JA Y NO , NO ME HAS HECHO NADA
SALUDOS

Christian dijo...

¡Ah! Impresionante y muy bueno. Imaginé como si fuera yo quién experimentara eso.